Cirugías robóticas

Abogados de negligencia médica en cirugías robóticas en Miami

Más de 45 años de servicio en Florida

Las reclamaciones por negligencia médica pueden ser complicadas y a menudo es difícil determinar quién es responsable por sus lesiones. Si su médico cometió un error de diagnóstico, por ejemplo, lo más probable es que sea responsable por los daños que usted sufra. Pero, ¿quién es responsable si usted es lastimado durante una cirugía robótica? Si usted ha resultado herido por una de estas máquinas durante una operación, no dude en ponerse en contacto con Rossman, Baumberger, Reboso & Spier, P.A. para recibir representación legal efectiva. Nuestro equipo ha recuperado exitosamente más de $900 millones para clientes y nuestros abogados de negligencia médica en Miami tienen más de 200 años de experiencia colectiva. No tenemos miedo de enfrentarnos a doctores, instituciones médicas ni fabricantes de productos para conseguir la justicia que usted se merece tras una cirugía traumática.

Para servicios legales completos en inglés o español, no dude en llamarnos al (305) 373-0708 o rellenar nuestro formulario online. Su primera consulta es gratis y podemos concertar citas el mismo día.

¿Qué es una cirugía robótica?

Gracias a que vivimos en un mundo moderno, contamos con numerosos avances tecnológicos para agilizar procedimientos, mejorar la eficiencia y ofrecer resultados óptimos, incluyendo en el campo médico. Uno de los últimos avances médicos es la cirugía asistida por robots, en la que un médico controla una máquina para llevar a cabo una operación. La máquina se utiliza para hacer incisiones pequeñas en el cuerpo, permitiéndole entrar. El médico puede controlar los brazos del robot y la cámara normalmente se utiliza para ayudarle a ver dentro del cuerpo y mover órganos y tejidos o para recoger muestras.

La cirugía robótica se utiliza normalmente para las siguientes operaciones:

  • Histerectomías y otras operaciones ginecológicas
  • Reparaciones de hernias
  • Gastrectomías
  • Extirpación de crecimientos en el cuerpo
  • Extirpación de la vesícula biliar
  • Operaciones de las válvulas cardíacas
  • Tratamiento del cáncer de próstata

Peligros de la cirugía asistida por robots

Existen muchos beneficios de utilizar aparatos robóticos para llevar a cabo operaciones quirúrgicas. Pueden disminuir el riesgo de infección en la zona que se opera, reducir el tiempo de recuperación del paciente e incluso evitar que pierda más sangre de la necesaria. Sin embargo, la cirugía robótica puede ser peligrosa en ciertas situaciones si se deja en las manos equivocadas. Entre el año 2000 y el 2013, la FDA informó de miles de lesiones causadas por robots quirúrgicos, incluyendo más de 140 muertes y es probable que existan muchas más lesiones de las que no se haya informado.

Algunos ejemplos específicos de negligencia médica en cirugías robóticas son:

  • Quemaduras internas por la corriente eléctrica procedente del robot durante la operación
  • Colon o recto rasgado por una cirugía mal hecha
  • Daños a uno o más uréteres durante una cirugía abdominal
  • Muerte por pérdida de sangre tras la laceración accidental de una arteria principal

Uno de los robots quirúrgicos más comunes es el Sistema Quirúrgico da Vinci, fabricado por Intuitive Surgical Inc. En su página web, la compañía advierte de los riesgos de su uso, incluyendo hemorragia, pérdida de instrumentos médicos dentro del cuerpo del paciente, infección, cicatrización interna, necesidad de cirugías adicionales y mucho más.

¿Quién es responsable por los daños?

Tras una mala cirugía, es posible que usted se pregunte quién puede ser responsabilizado económicamente por sus lesiones y daños, incluyendo gastos médicos asociados con cirugías adicionales, medicación y hospitalizaciones, por no mencionar los salarios perdidos por tener que faltar al trabajo y su dolor y sufrimiento. La respuesta es que dependerá de la naturaleza del accidente que causó sus lesiones.

Los robots quirúrgicos son controlados por cirujanos que llevan a cabo el procedimiento. Si el cirujano a cargo no cuenta con la formación el conocimiento adecuado para operar la máquina, puede causar lesiones. Es posible que un cirujano mueva el dispositivo robótico hacia una parte del cuerpo equivocada o que no comprenda bien lo que ve en la cámara y tome decisiones que lastimen al paciente. Cuando un profesional médico ofrece cuidados por debajo del estándar de calidad aceptable, puede ser responsabilizado por negligencia médica.

No obstante, también existe la posibilidad de que las lesiones sean causadas por errores mecánicos. Por culpa de una pieza defectuosa, un robot puede hacer movimiento repentinos dentro del cuerpo que pueden perforar tejidos y órganos causando daños. También pueden saltar chispas eléctricas, sacudiendo a los pacientes y causando quemaduras graves. Finalmente, algunas piezas de estas herramientas pueden soltarse y caer dentro del cuerpo del paciente.

Así que, ¿quién puede ser responsabilizado? Algunas partes que comúnmente tienen la culpa son:

  • El cirujano que lleva a cabo la operación
  • El fabricante del dispositivo
  • El diseñador del dispositivo
  • Hospitales

Llámenos para recibir ayuda

Si no está seguro de si puede presentar una reclamación por negligencia médica, es mejor que llame a nuestro equipo – su consulta es completamente gratis y no tiene que pagarnos nada a no ser que ganemos. El plazo de prescripción en Florida para demandas por negligencia médica es de dos años desde que se enteró o debería haberse enterado de que hubo una negligencia en su tratamiento, lo que significa que dispone de una cantidad de tiempo limitada para presentar su reclamación y recibir una indemnización. Usted puede confiar en que nuestro equipo de profesionales de confianza trabajará en su caso de manera eficaz.

Nuestros abogados de negligencia médica en cirugías robóticas en Miami luchan apasionadamente por sus clientes. Llámenos hoy al (305) 373-0708 para recibir ayuda.

Contáctenos

  • Por favor, escriba su nombre.
  • Por favor, escriba su nombre.
  • Por favor, introduzca su número de teléfono.
    Este no es un número de teléfono válido.
  • Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico.
    Esta no es una dirección de correo electrónico válida.
  • Por favor seleccione una opción.
  • Por favor ingrese un mensaje.